Mujer y Vainilla

Mucho se podría hablar de la relación entre la mujer y vainilla. Desde sus orígenes, en las leyendas, hasta lo más científicos como su composición química.

La vainilla nace en las cálidas selvas tropicales de México, en la región del Totonacapan. Son los Totonacas los descubridores de tan famosa orquídea y quienes inventan y perfeccionan el proceso de curado de las vainas, el cual les confiere todas sus maravillosas propiedades aromáticas y nutritivas.

Los frutos de ésta planta silvestre le estaba destinado desde sus inicios la relación con lo femenino. Se pierde en la memoria el origen de su leyenda donde de una pareja de enamorados que mueren y no logra consumar su amor, se crea la planta de la vainilla a partir del cuerpo de la doncella, que crecía enredándose en el tronco que había nacido del fallecido cuerpo de su amado, dando como regalo un fruto de exuberante aroma y sabor.

En la cultura totonaca, la recolección de las vainas de vainilla eran exclusivamente realizadas por las jóvenes doncellas de la comunidad, durante siglos incluso se creyó que ésta era la razón por la cual la planta de la vainilla no podía ser reproducida fuera de tierras mexicanas.

Como la mujer, es una planta con personalidad y carácter, la orquídea de la vainilla, como todas las de su especie es difícil de cultivar, una orquídea que necesita de muchos cuidados y mimos, no puede ser sembrada en cualquier tierra ni bajo cualquier árbol tutor, tal vez sea una planta un tanto caprichosa ya que se debe manipular con delicadeza y no soporta la utilización de químicos, ya que está demostrado que sus raíces se pudren y se pierde el fruto. Por lo que para aprovechar lo mejor de la planta de la vainilla es necesario un cuidado delicado y profundo conocimiento de la misma.

De entre las propiedades que se le conocen, por su composición química, funciona como un regulador de los estrógenos, lo que ayuda a aliviar las molestias menstruales, y favorecer el lívido, tanto femenino como masculino.

En algunos pueblos del pacífico sur utilizan la vainilla para reducir las náuseas durante las mañanas en las mujeres embarazadas.

La vainilla es un potente antioxidante, de alto valor nutritivo e inconfundible aroma que imita a las feromonas, y se utiliza extensamente en la industria cosmética, nutricional y de perfumería.

 

 

“En caso de que haya

una diosa exquisita de la gula,

tiene que llamarse,

sin lugar a dudas Vainilla

y ser delgada, alta, morena,

con el vestido constelado

de minúsculos cristales perfumados.”

 

Maguelonne Toussaint-Samat

 

Ahora, ¿no se te antoja utilizar la vainilla en cualquier momento del día?

No te lo pienses y entra en contacto con ésta planta maravillosa, delicada y exuberante. Acabarás adorándola.

 

Vainilla Orgánica Extracto

Extracto de Vainilla Mexicana Orgánica

 

Entradas Recomendadas