¿Conoces el tipo de alimentación probiótica? Es una propuesta novedosa, conócela y aprovéchate de sus beneficios, no debes  perdértela.

 

La dieta probiótica en realidad no es una dieta en el término más técnico, sino más bien una manera de alimentarse. Básicamente se le da el nombre de probiótico a los microrganismos que pueblan nuestro intestino y que nos aportan múltiples beneficios para la salud, estas bacterias también se encuentran de forma natural en cierta clase de alimentos, los cuales escuchamos constantemente en los medios de comunicación sobre sus beneficios, pero la dieta que les proponemos es más compleja y completa, y no solamente abarca alimentos con probióticos, sino también los prebióticos que se podría decir que es el alimento de esos microorganismos y también los antibióticos naturales, que se encargan de manera natural de la no proliferación de algunos organismos dañinos.

Así que durante nuestros siguientes post tocaremos este tema tan importante dado los beneficios que nos proporciona, no solo para nuestra salud, menos resfriados, menos alergias e intolerancias, sino también en nuestro aspecto ayudándonos a mantener un peso ideal y una piel y cabello sano y por si esto fuera poco también lo notaremos en nuestro equilibrio mental y emocional.

Ojo!!, lo que les proponemos aquí, es una forma de alimentación consiente que previamente hemos probado en nuestro hogar y con algunos amigos, y hemos comprobado sus beneficios, ya saben que nunca les recomendaríamos algo que a nosotros no nos guste o no nos funcionase!! No es una fórmula mágica para bajar de peso, de esas que te queman la grasa de más en unos días, es más bien un compromiso con tu salud a través de tu alimentación. Llevar una dieta probiótica nos garantiza una alimentación sana que nos permitirá recuperar un funcionamiento correcto y natural de nuestro sistema digestivo, un sistema inmunitario fortalecido, así como una eficiente sintetización de los nutrientes, cosa que notaremos en nuestra talla!!

Y saben que es lo mejor de todo? Que no nos matamos con dietas imposibles ni nos privamos de nada!! (bueno casi nada), y como también hay que disfrutar de la vida pues tal vez en el fin de semana nos la saltamos!!!

 

Bueno, allá vamos!! Esta alimentación va encaminada al beneficio de nuestra microbiota natural, ¿sabías que tenemos en nuestro intestino microorganismos que llevan conviviendo con nosotros desde hace millones de años?, pues si, las bacterias se “heredan”, la primera gran dosis nos la aporta nuestra madre, desde el vientre y luego al nacer con las primeras tomas de pecho, por eso algunos de estos organismos no existen o son diferentes dependiendo de la raza y la región, por ejemplo en Tokio se ha encontrado que son portadores de una bacteria especializada en digerir la algas marinas, toda esta población tan peculiar son responsables de que a algunos les engorde unos alimentos y a otras personas no, también es donde se encuentra más del 80% de nuestro sistema inmunitario, con lo que en proporción también es allí donde podremos evitar o curar la mayor parte de las enfermedades.

Bueno, no me voy a extender en el funcionamiento y la importancia de esta parte de nuestro cuerpo porque es realmente extenso, y también fascinante, así que les dejo el título de un libro que fue bestseller en Alemania y que nos cuenta de manera amena y sencilla la importancia del gran desconocido de nuestro organismo.

Guilia Enders “La Digestión es la Cuestión”

Y una entrevista de la autora

alimentación probiótica

Giulia Enders

https://www.youtube.com/watch?v=BdDKp2CvIXg

En nuestros siguientes posts les daremos los grupos de alimentos que debemos incorporar diariamente a nuestra alimentación, como mezclarlos, alimentos no recomendados y los prohibidos (afortunadamente son pocos) y también les iremos dando algunas recetas e ideas para diversificar nuestra mesa.

Recordar que muchísimos platos con un poco de imaginación los podemos convertir en platos probióticos.

 

 

Entradas Recomendadas