El aceite de hueso de mamey, fruto tropical delicioso que se usa para cosmética

El aceite de hueso de mamey es extraído de las semillas del mamey (de la familia del zapote o árbol del chicle) y utilizado desde tiempos prehispánicos como lubricante del cabello, ya que lo mantiene dócil y sin caspa.

El mamey es rico en vitamina A, esencial para el crecimiento y mantenimiento de la salud de la piel, ojos, dientes y encías. Mantiene el estado normal de los tejidos y la suavidad de la piel, por lo que se usa en muchos productos cosméticos.

 

Industrializado en la cosmetología se elaboran diversos productos con la pulpa de la fruta y el aceite del hueso o semilla del mamey.

En cosmética suele utilizarse por las propiedades suavizantes e hidratantes que posee; además de su contenido de carotenos que le confiere la propiedad de anti radicales libres lo que evita el envejecimiento.

Las semillas contienen entre 45 y 60 % de aceite con olor a almendras el cual es utilizado localmente para elaborar cosméticos, desmaquillantes para ojos y jabones para revitalizar el pelo y reducir su caída, especialmente famoso como ingrediente estrella en rímeles naturistas.

Uno de los secretos ancestrales de la belleza capilar de la mujer.

Entradas Recomendadas